martes, 28 de febrero de 2012

Para Ena Alvarez. LOS VERDUGOS NO PUDIERON CON TU ENTEREZA


 LUCHADORA INVENCIBLE
(Dedicado a Ena ALvarez)
  Luchó y luchó, la fuerte luchadora
No la amedrentó la cárcel, ni la muerte
Luchó en la arena, firme gladiadora
Y, el ser mujer, la hiso más fuerte.
Vencedora de abusos y atropellos                 
No pudieron doblegarte, ni vencerte
Los enemigos derrotaste, todos ellos
Aunque caro pagaste, tan cruel suerte.
Las torturas cobraron la cuota marcada
Al tener de cómplice los pasados daños
Tu mente fue esa enemiga derrotada
Por el artero pasar de tantos años.
Ahora que emprendes el eterno viaje
Cuando te rindes a lo que la vida dicta
Con tu aptitud ya pagaste el pasaje
Epitafio acompañante. SIEMPRE INVICTA
José Caballero Blanco

0 comentarios:

Publicar un comentario