domingo, 26 de febrero de 2012

Discapacitados bolivianos se enjaulan y crucifican ante el palacio de Morales

Una decena de discapacitados bolivianos se crucificaron hoy y otros se enjaularon cerca del Palacio de Gobierno, en el centro de La Paz, para exigir al presidente Evo Morales un subsidio anual de 431 dólares.

La Paz, 24 feb.- Una decena de discapacitados bolivianos se crucificaron hoy y otros se enjaularon cerca del Palacio de Gobierno, en el centro de La Paz, para exigir al presidente Evo Morales un subsidio anual de 431 dólares.
Cinco hombres y una mujer que usan sillas de ruedas se colgaron a más de dos metros de altura, atándose a las rejas de un templo situado a una calle de la plaza Murillo, donde están el Palacio de Gobierno y el Parlamento, constataron corresponsales de Efe.
Una mujer que caminó de la Amazonía a La Paz para exigir ese subsidio, Julia Corrillo, se encerró con su hijo de 13 años, que padece parálisis cerebral, en una pequeña jaula colocada al pie del muro de la iglesia.
Tres discapacitados volvieron sus sillas de ruedas al revés, con el respaldar contra el piso, mientras que otro grupo se mantiene en huelga de hambre desde que ayer su marcha de cien días fue reprimida con violencia cuando llegaba a La Paz.
Corrillo dijo a Efe que su existencia "siempre ha sido vivir en una jaula, prisionera", porque no puede hacer nada más que cuidar a su hijo, y explicó que radicalizaron la protesta para sensibilizar a Morales, que hasta ahora no les ha convocado a dialogar.
Los manifestantes coreaban "No queremos lástima, queremos solución", y amenazaron con extraerse sangre para escribir pancartas en los próximos días, si sus demandas no son atendidas.
Policías antidisturbios bloquearon su paso el jueves e impidieron con sus escudos, gases enervantes y pistolas de descargas eléctricas el intento de la caravana de pasar, lo que originó una trifulca en la que hubo decenas de heridos.
Según fuentes oficiales, entre los heridos hay veinte agentes antidisturbios, además de siete discapacitados y familiares detenidos.
El vicepresidente de Ecuador, Lenín Moreno, en silla de ruedas desde enero de 1998, envió hoy una carta a Morales para condenar la violencia policial contra los discapacitados.
"Hemos visto con asombro y profundo dolor, la violenta represión de la que han sido objeto hermanos bolivianos con discapacidad. No puedo sino expresar mi extrañeza porque todavía existan fuerzas policiales que arremeten contra uno de los grupos más vulnerables de la sociedad", señaló Moreno.
El viceministro boliviano de Coordinación con los Movimientos Sociales, César Navarro, desechó una oferta de mediación y ayuda de Moreno para resolver el conflicto.
"No requerimos ninguna mediación", dijo Navarro en una rueda de prensa, en la que repitió lo dicho antes por otros miembros del Gobierno que acusan de los incidentes a presuntos "infiltrados".
Amnistía Internacional pidió desde Londres a las autoridades bolivianas "iniciar una investigación pronta, detallada e independiente" sobre las noticias de que la policía "usó fuerza excesiva contra personas con discapacidad".
"Informes perturbadores e imágenes del lugar cercano a la plaza Murillo parecen mostrar a la policía lanzándose indiscriminadamente en contra los protestantes, muchos de los cuales estaban en sillas de ruedas", señaló la subdirectora del programa Américas de Amnistía Internacional, Guadalupe Marengo.
Los dirigentes discapacitados Camilo Bianchi y Jaime Estivaris, que también es diputado opositor, dijeron que esperan que Morales flexibilice su posición y aumente el subsidio que aprobó inicialmente para ellos, de solo 143 dólares anuales, 40 centavos por día, que consideran insuficiente para sus necesidades. EFE
ja-gb/am/cav

Fuente: http://noticias.lainformacion.com/

0 comentarios:

Publicar un comentario