domingo, 26 de febrero de 2012

No quiero ver armados a los niños de mi patria


Con argumentos jurídicos nada más, se alza cada vez frente al violador de los derechos humanos. La presidenta de la Fundación de los Derechos Civiles -Fundeci- Elenis Rodríguez no se queda con esa: la foto de los niños de La Piedrita armados con fusiles AK 47 de fabricación rusa en la parroquia 23 de Enero en Caracas, era como dice en términos jurídicos una ‘confesión de parte’, aunque las pruebas de la utilización de la escuela para ideologizar a los niños y convertirlos en combatientes de una parcialidad política, ya las había presentado al juez de Protección de Menores cuando denunció la conformación de las Guerrillas Comunicacionales. “No nos olvidemos que el 13 de abril de 2010, la jefa de Gobierno del Distrito Capital, Jaqueline Faría, en un hecho público y notorio, juramentó a 75 adolescentes uniformados, como hablan los militares, a cuadro cerrado. Me impactó la vestimenta y la alineación, advertí lo que vendría después y por eso actuamos”.
Dicho y hecho. “En aquel momento me pasó por la memoria la utilización de los niños y adolescentes tal cual lo han hecho gobiernos antidemocráticos, como en la China de Mao, en la Alemania Nazi, en la Italia de Mussolini o en la Cuba de Fidel, que todavía es un ejemplo viviente. No quiero que esas historias se repitan aquí con los niños de mi patria. Por eso nos ocupamos e introducimos una acción de protección contra el programa de las Guerrillas Comunicacionales con medidas cautelares en el Tribunal de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, confiando en que los jueces estarían conscientes de lo fácil que es manipularlos para la subversión y las acciones bélicas”.
¿Que se intensificaron las presiones en el caso de las Guerrillas Comunicacionales? Era de esperarse. Pero no se amilanó. Investigó a fondo para completar el expediente. “Con el logo que identifica a las Guerrillas Comunicacionales -un fusil subliminal formado con micrófono, cámara, grabador y todo el equipo indispensable para el ejercicio periodístico y la agitación política- le preguntaba a los muchachos que veían y todos me identificaban al armamento ‘es un AK 47’, respondían. Soy abogada, no sé nada de armas y durante el juicio yo mismo se lo pregunté al juez quien me contestó, sí claro, eso es un FAL. ¡El símbolo representa un mensaje subliminal! Elaborado con todos los elementos utilizados para hacer grafitis, agitación política a través de los medios de comunicación alternativos es la manera disfrazada del programa de Guerrillas Comunicacionales”.
Toma el dibujo y describe cada trazo. “Mira, ésta es una brocha, una espátula, el micrófono, un cepillo... Solicitamos una medida cautelar para que esa página web www.guerrillascomunicacionales.blogspot donde se promovía el programa de Guerrillas Comunicacionales fuera suspendida mientras el juez decidía. Resultó que logramos llegar a un juicio que duró ocho horas. Luché para demostrar en el tribunal, que el objetivo de Fundeci era prevenir sobre el adoctrinamiento de los niños, niñas y adolescentes. Buscábamos una acción de protección que evitara su adiestramiento en el uso de armamento”. Las fotos que se originaron el 23 de Enero de este año, son las pruebas. “Nosotros tuvimos en nuestras manos el programa de Guerrillas Comunicacionales por eso no nos equivocamos cuando hemos intentado las acciones judiciales”.
En ese ‘por ahora’ no logró los objetivos propuestos. El juez la declaró sin lugar. Consideró que Venezuela todavía no estaba como en la etapa de Ruanda de 1994. “Sin embargo, me dejó la ventana abierta para seguir luchando, al especificar en la sentencia, que al programa de las Guerrillas Comunicacionales hay que agregarle educación para la paz y otro de derechos humanos. ¡Entonces el juez sí vio peligro en las Guerrillas Comunicacionales”. En esas tareas anda. “Nos estamos preparando para obligar que la sentencia se cumpla”.
Con armas jurídicas esta luchadora por la restitución de los derechos civiles siempre está apresta para el combate en tribunales y cualquier espacio público donde pueda dar batallar con la Constitución, leyes y reglamentos del ordenamiento jurídico vigente. Se alineó en la defensa de los enfermeros en huelga de hambre que llegaron al extremo de coserse la boca exigiendo salarios dignos. Ganaron esta batalla. Fue la defensora de los 35 usuarios del Metro de Caracas acusados de terrorismo, causar alarma y otros delitos penales por relatar a través de las redes sociales el pánico y la desesperación de los usuarios que permanecieron durante dos horas atrapados en el subterráneo, por la falta de asistencia oportuna de los operarios del Metro de Caracas. Logró la libertad plena.

Total Proselitismo

-¿Qué contiene ese programa de Guerrillas Comunicacionales que la alertó sobre el adiestramiento de menores de edad en el uso de armas de guerra, evidenciado en la fotografía en cuestión?
-Sin ninguna duda es un programa de proselitismo político. Define -lee textual- ‘que la población objetiva es niñas- niños en edad escolar de 1° a 6°; la juventud, jóvenes estudiantes de secundaria de primero a quinto año de bachillerato. Pero si sigues leyendo -revisa que dice, invita-... En una guerra mediática... el capitalismo... -y toda esa retahíla del discurso comunista, acota- que ponga en peligro la soberanía ¿Sabes quién la defenderá? Nuestros niños, niñas y adolescentes. Entonces me pregunto, ¿dónde quedan las Fuerzas Armadas Nacionales responsables de defender la soberanía? Otro objetivo de este programa-retoma la lectura- ‘es detener el avance de la derecha en especial, en los bastiones de los medios de comunicación privados’. ¿Qué significa esto? La Lopnna establece que el desarrollo evolutivo le va dando capacidades para expresar cuáles programas les gustan y evaluar si esos contenidos trasmitidos en los medios de comunicación son adecuados para ellos. Pero cuando la mayoría de los medios audiovisuales están en manos del Gobierno Nacional, sometiendo a sus audiencias al adoctrinamiento diario, ¿dime tú cuál será la capacidad de discernimiento de esos muchachos para decidir que lo que se expresa en tal o cual canal de televisión va en contra de sus derechos, si están adoctrinados? Pero lo que más me preocupa, es este punto: el propósito de evidenciar e impulsar la lucha de clases. ¡Señores, esto está en marcha! Ese discurso que ha retomado la cabeza del Gobierno Nacional y todos sus voceros desde el 12 de febrero, fecha en que se efectuaron las primarias, ese verbo y manera de actuar no es otra cosa que impulsar la lucha de clases ¿o hay alguna duda? Es incentivar el odio sobre todo en nuestros niños, niñas y adolescentes, donde nace el programa de las guerrillas comunicacionales. ¡Qué contradicciones! Mediante una ley se prohíbe videos bélicos y armas de juguetes que eran de plástico, ¡Ah!, pero a los niños del 23 de Enero si los vas a instruir para que porten armas de verdad.
-¿Qué están haciendo luego del despliegue de fotos donde aparecen los niños del 23 de Enero con pañuelos tapándoles los rostros y armados con fusiles?
-¿Qué estamos haciendo? El Código Orgánico Procesal Penal me da la cualidad de manera de co ayudante a la Fiscalía 101 y la 109, encargadas de la investigación sobre el despliegue de fotos que evidencias que los menores de edad están siendo adoctrinados. Me hice presente para asegurarme que la investigación será efectiva y no efectista. La cualidad para presentarme como víctima me la da el artículo 119, ordinal IV del COPP, más, cuando conocen que la Asociación Civil Fundeci comenzó la querella para precisamente evitar que se llegara a esta realidad de organizar a los niños y niñas para la guerra.
A la mano tiene la foto de las dos presuntas educadoras armadas, responsables del evento con los niños armados. “Logramos identificarlas y la Fiscalía me informó que ya liberó las citaciones para que sean imputadas. Todavía no se han presentado.
-¿Qué viene después? ¿Se detiene la investigación si no se ponen a derecho?
-No. Hay organizaciones e instituciones interesadas para que las investigaciones lleguen hasta donde tienen que llegar, sin importar las consecuencias. Que se materialice esa expresión de líderes del PSUV “¡Que caiga quien tiene que caer! No es una cuestión de venganza, es que no podemos permitir la impunidad. Nosotros quienes denunciamos pasamos a ser privados de libertad y los que comenten delito, gozan de impunidad que les ofrece el Gobierno. ¡Basta ya, esto no puede ser! Los servicios de inteligencia, a menos que no sean tan inteligentes, tienen todas las maneras de llegarle al delincuente más bravo. También creo que esa visita del Cicpc a La Piedrita, donde no los dejaron entrar a fuerza de ráfagas de tiros, fue un show mediático para aplacar la indignación que produjo las fotografías.

No tolera la injusticia

-¿Qué la alienta a seguir en esta batalla?
-La confianza de la gente. Hemos logrado salir airosos haciendo nuestro trabajo con pulcritud.
-¿No la han amedrentado?
-A veces se burlan de mí a través de las redes sociales. Mi única arma es Dios. No me he sentido amenazada, quizás porque ellos saben que mis luchas salen del corazón. La justicia es para todos porque somos iguales ante la ley.
Así como averiguan mi vida, de igual manera indaguen sobre todos los hechos de corrupción que he denunciado, que se ocupen de sancionar a los responsables de armar a los niños, niñas y adolescentes.
Escrito por: Dhameliz Diaz aqui=> LINK

0 comentarios:

Publicar un comentario