jueves, 23 de febrero de 2012

Estadio Panamericano, un coloso en ruinas

Estadio Panamericano, un coloso en ruinas

Estadio Panamericano de La Habana. Foto: Calixto Martinez, Hablemos Press
Estadio Panamericano de La Habana
Por Calixto Ramón Martínez Arias
*

LA HABANA.- El abandono y los actos de corrupción han convertido al Estadio Panamericano, otrora símbolo del atletismo nacional, en un escenario de deterioro y desolación.
Desde la parte exterior se puede ver la falta de focos en las torres del alumbrado y la mala imagen que muestran los palcos, pero los trabajadores de esta instalación deportiva dicen que desde el interior es donde se puede observar un mayor grado de destrucción.
Varios empleados del estadio dieron testimonio sobre la situación del lugar, pero pidieron no revelar sus nombres por temor a represalias.

“Entrar y ver la falta de mármol y azulejos en pisos y paredes de interior, en los baños, pasillos y recibidor, es penoso... A esto se suman los cuartos inhabitables debido a las filtraciones, ausencia del fluido eléctrico y la falta total de agua potable”, expresó un trabajadores.

Mientras, los deportistas tienen que ir a descansar a otros sitios después de largas jornadas de entrenamiento, pues en el estadio no existen condiciones de hospedaje.

Robos y corrupción

Vista desde una grada del Estadio Panamericano. Foto: Calixto Martínez, Hablemos Press
Vista desde una grada del Estadio Panamericano
Según los empleados, en los últimos años han sucedido robos de equipos de computación, aires acondicionados, televisores y en una ocasión el pago de los salarios de la nómina laboral, una suma por encima de 60,000 pesos cubanos (unos $2,500 dólares).

Esteban Brises, ex Comisionado Nacional de Atletismo y director del Estadio Panamericano, fue sancionado bajo los delitos de corrupción y desfalco de miles de pesos en el 2010, algo que nunca se publicó en la prensa oficial. Se desconoce la sanción que le fue impuesta. El caso de Brises estuvo también vinculado a irregularidades financieras en los viajes de los atletas a competencias en Europa.
El Estadio Panamericano -con capacidad para 50,000 espectadores- fue construido con maratónicos esfuerzos en 1991 para que sirviera de sede a la cita continental del deporte que se celebró en La Habana en agosto de ese año. Hoy es el sitio donde se realizan los eventos atléticos de mayor relevancia en el país.
La terminación del Estadio Panamericano en la zona de Habana del Este fue objeto de inconformidad en la población cubana en momentos en que arreciaban las carencias económicas como resultado del derrumbamiento del campo socialista y los recortes en los subsidios soviéticos.
Se encuentra ubicado en la Vía Monumental y forma parte de un complejo deportivo integrado por la llamada Villa Panamericana, el Velódromo "Reinaldo Paseiro", el Complejo de Piscinas Baraguá y un área de canchas.
Rekortán para Fidel Castro
Vista del exterior de la piscina del Estadio Panamericano. Foto: Calixto Martínez, Hablemos Press
Vista del exterior de la piscina del Estadio Panamericano
La instalación cuenta con una pista de rekortán, marca Mondo, donada por Italia a la Federación Nacional de Atletismo de Cuba en el 2008. Otro de los trabajadores manifestó que no todo es penuria en el estadio, pues el rekortán con que cuenta la pista está avalado por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF) como un material de excelente calidad, y este año se espera celebrar allí el torneo Memorial Barrientos con una amplia participación internacional.

La fuente confesó con cierto orgullo que en el 2009 formó parte del equipo de trabajadores seleccionados para instalar ese material en la casa de Fidel Castro.
“Ahí anda como por el aire, pues es más cómodo caminar sobre el rekortán que sobre el asfalto”, agregó el empleado.
*Miembro de la agencia independiente Hablemos Press.

Fuente: http://cafefuerte.com/deportes/noticias-deportivas/atletismo/1608-estadio-panamericano-un-coloso-en-en-ruinas

0 comentarios:

Publicar un comentario