sábado, 25 de febrero de 2012

Cuba. Por que seguir luchando

                                         
                                          Por que seguir luchando



Por qué seguir luchando?

La tragedia que convirtió a los cubanos en exiliados ya cumplió cincuenta años.

Medio siglo de crímenes y juicios sumarísimos que sumergieron a Cuba en su hora más negra.

Extranjeros que llegaron a Cuba a derramar sangre cubana.

Una doctrina foránea que prohibió a Dios y expulsó a los religiosos.

Fusilamientos, la represión que obligaron a los cubanos a tomar el rumbo del exilio.

Y hay muchos que se preguntan por qué seguir aferrados a una causa, a un ideal.

Bastan las palabras de Pedro Luis Boitel: Los hombres no abandonan la causa, cuando la lucha es justa.

Basta pensar en:

El temblor y la incertidumbre de una anciana en el momento de abandonar su patria.

El miedo de un balsero en la inmensidad del mar.

El horror del hundimiento del remolcador 13 de marzo y los niños arrancados del abrazo protector de sus madres por los potentes chorros de agua de régimen castrista.

La soledad de cada preso, hombre o mujer, que fue privado de su libertad y confinado a una inmunda celda.

En la dignidad de los presos plantados.

Hay que pensar en los hombres que siguen reclamando libertad y en las mujeres que están siendo arrastradas por pedir libertad para sus seres queridos.

Por miles de victimas que no tienen tumba y, año tras año, en el exilio se reproduce un memorial para recordarle al mundo que exigimos libertad para nuestro pueblo y justicia para nuestros muertos.

Por eso, la próxima vez que nuestra voluntad desmaye recordemos las palabras de Jorge Mas Canosa.

0 comentarios:

Publicar un comentario